Tres de cada 10 mujeres han sufrido violencia laboral: Inmujeres


Tres de cada 10 mujeres han vivido discriminación y violencia laboral en sus centros de trabajo principalmente por parte de sus compañeros y jefes. Además, el 9 por ciento ha recibido menos salario que un hombre aun cuando realizó las mismas actividades y tuvo el mismo puesto, situación que evidencia la discriminación y desigualdad que enfrentan las mujeres en esta ámbito.


En la entrega de 73 certificaciones de la Norma Mexicana NMX-R-025-SCFI-2015, referente a la igualdad laboral y no discriminación, la titular del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres), Nadine Gasman, aseveró que México tiene una de las tasas más bajas de participación femenina en comparación con países que tienen un nivel menor de desarrollo, la brecha es de 34 puntos porcentuales.


También, señaló, más de la mitad de las mujeres reciben cuando mucho dos salarios mínimos, lo cual no sólo las afecta a ellas sino al bienestar de las familias porque el 90 por ciento de la remuneración femenina se destina al bienestar de los familiares. Indicó que el 5 por ciento ha declarado que le pidieron una prueba de embarazo para trabajar y continuar en el puesto.


Ante este panorama, la funcionaria destacó que no sólo se requieren mayor número de espacios de trabajo que permitan el desarrollo de capacidades y proyectos de vida de las mujeres, “sino que es fundamental eliminar la desigualdad salarial, la discriminación, exclusión, segregación, el acoso y hostigamiento sexual y otras formas de violencia”.


Expuso que la norma en la materia, que se aplica desde 2015, tiene como beneficios contar con un programa de reclutamiento y selección de personal sin discriminación y con igualdad de oportunidades, garantizar la igualdad salarial y el otorgamiento de prestaciones y compensación y la integración de la planilla de personal con al menos 40 por ciento de un mismo sexo.


Por su parte, la presidenta del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), Alexandra Haas, indicó que en el país “vivimos discriminación estructural”.

“Tenemos el muy deshonroso lugar de ser el tercer peor país de América Latina en inserción laboral de las mujeres, 43 por ciento”. Además, dijo, una de cada 10 personas hablantes de lengua indígena tiene un contrato escrito de trabajo y prestaciones laborales.


Lo anterior, dijo, “significa que no es casual que las personas no tengan acceso a las oportunidades laborales en igualdad de circunstancia”.

Haas destacó que “estamos llenos de prejuicios y estereotipos acerca de quiénes son los que pueden realizar ciertos trabajos”. Dijo que existen sesgos implícitos que se tienen que erradicar como la práctica de presentar y requerir fotografía en los currículum, “porque nada nos dice acerca de lo que la persona es o no capaz de hacer”.


En su turno, la secretaria del Trabajo y Previsión Social (STPS), Luisa María Alcalde Luján, resaltó que la obtención de la certificación de la norma sobre igualdad y no discriminación es el inicio del proceso, ya que se trata de asumir un compromiso, no solo en los centros de trabajo, sino como ejemplo para otras empresas y otros esquemas, que hoy no están generalizados.


A la fecha, el padrón nacional vigente, cuenta con 380 centros de trabajo certificados 2018, con lo que se benefician 821 mil 40 trabajadores, de los que 370 mil 813 son mujeres y 433 mil 497 hombres. Entre las instituciones públicas certificadas están la STPS, el Senado, el Poder Judicial del estado de México y el Infonacot.

1 vista0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo