top of page

馃洃 Mar铆a Izquierdo, la gran pintora mexicana que ha sido menospreciada


Mar铆a Izquierdo naci贸 en San Juan de los Lagos, Jalisco en 1902. Aunque poco conocida, fue la primera pintora mexicana en exponer sus obras en 1930. Proveniente de una familia de escasos recursos, desde muy temprana edad le toc贸 vivir una vida dif铆cil. A los 14 a帽os fue casada con un militar por la fuerza, lo cual marc贸 su car谩cter y obra. De su matrimonio tuvo tres hijos. Cuando se mud贸 a la capital mexicana en 1923, se divorci贸 a su primer esposo.


Durante su juventud, Mar铆a Izquierdo vivi贸 en Aguascalientes, Guanajuato y finalmente en la Ciudad de M茅xico. En sus primeras obras mostr贸 parte de su entorno m谩s cercano: retratos de amigos y familiares, naturaleza y paisajes. En su trabajo temprano tambi茅n es apreciable su tr谩nsito del mundo rural al urbano. Para 1930, particip贸 en un concurso convocado por la cementera Tolteca, en el cual recibi贸 una menci贸n honor铆fica.


Su obra de car谩cter vanguardista posee fuertes elementos de la mexicanidad en el contexto posrevolucionario. En 1928 ingres贸 a la Academia de San Carlos, misma que abandon贸 debido al machismo que dominaba el 谩mbito art铆stico. La situaci贸n se agrav贸 cuando Diego Rivera (entonces director de la Escuela Nacional de Bellas artes) design贸 su obra como la de mayor talento y proyecci贸n.


Por otra parte, grandes pintores de la 茅poca como Germ谩n Gedovius, Saturnino Herr谩n y Diego Rivera fungieron como sus mentores. Una educaci贸n acad茅mica cerrada y excluyente no serv铆a de mucho para una persona cuyos talentos brillaban por s铆 solos. De 1929 a 1933 mantuvo una relaci贸n sentimental con Rufino Tamayo, cuya convivencia permiti贸 una gran retroalimentaci贸n de estilos entre ambos artistas.


Despu茅s de mostrar su obra con poco 茅xito en la Galer铆a de Arte Moderno del Teatro Nacional, Mar铆a Izquierdo se convirti贸 en la primera mexicana en exponer en el extranjero. Sus pinturas se presentaron en 1929 en el Art Center en Nueva York en una muestra internacional. La exposici贸n const贸 de 14 obras y a partir de entonces su trabajo empez贸 a cobrar una dimensi贸n de g茅nero, como una lucha de la reinvindicaci贸n de la mujer en el arte.


En gran medida, Mar铆a Izquierdo enfoc贸 su obra a la representaci贸n del papel de la mujer del M茅xico posrevolucionario. Dicho trabajo era considerado marginal, ya que las instituciones gubernamentales invert铆an en trabajos art铆sticos que ayudaran a la constituci贸n de la identidad nacional.


Aunque en dicho periodo se hicieron grandes obras como las de Siqueiros, Orozco y Rivera, es importante reconocer que se form贸 un sesgo excluyente en el arte nacional.

La multiculturalidad mexicana qued贸 supeditada a la identidad del hombre mestizo revolucionario. Sin embargo, en la obra de Izquierdo lo popular tiene una mayor presencia, adem谩s de colocar a la mujer en situaciones paritarias.


Durante los a帽os treinta, Mar铆a Izquierdo colabor贸 en un grupo antifascista, coordinando Carteles Revolucionarios Femeninos para Bellas Artes. Adem谩s, form贸 parte de la Liga de Escritoras y Artistas Revolucionarias y apoy贸 la causa de la Expropiaci贸n Petrolera con una subasta de arte. Poco a poco el discurso feminista de su obra fue cobrando una mayor dimensi贸n. En su texto La mujer y el arte, Izquierdo denunci贸 de forma concreta la opresi贸n en que viv铆a la mujer revolucionaria. 鈥淓s un delito ser mujer y tener talento鈥, declar贸 la pintora en 1953.


Lamentablemente, en 1948, cuando su carrera estaba a la alza, Mar铆a Izquierdo sufri贸 una hemiplejia que paraliz贸 el lado derecho de su cuerpo y la dej贸 sin habla. La enfermedad degenerativa la priv贸 de seguir regalando creaciones al imaginario mexicano. Finalmente, falleci贸 en 1955 debido a una embolia. Aunque fue contempor谩nea y pionera del arte femenino mexicano junto a Frida Kahlo, su obra no ha sido dignamente valorada.

12 visualizaciones0 comentarios
bottom of page