Ya suman 66 muertos y 76 heridos en explosión clandestina en #Tlahuelilpan




La explosión se produjo en el ducto Tuxpan-Tula a la altura del municipio de Tlahuelipan, en el estado de Hidalgo y a 100 kilómetros de la Ciudad de México.


Según Pemex, se trataba de una toma clandestina instalada para robar el combustible del ducto, práctica que en México se conoce como "huachicoleo".


Es la mayor tragedia por robo de combustible en la historia del país.


Hasta la fecha, el mayor número de víctimas en un incidente de este tipo se había dado en San Martín Texmelucan, Puebla, donde hubo 29 muertos en diciembre de 2010.


En declaraciones a medios locales, el alcalde del municipio, Juan Pedro Cruz, indicó que tras reportarse la fuga llegaron al lugar elementos del Ejército mexicano.


Acordonaron la zona pero no pudieron controlar a unas 200 personas que rompieron el cerco y tomaron el combustible.


Alegó que los soldados pidieron a los pobladores abandonar el área, pero no obedecieron las órdenes y más tarde ocurrió la tragedia.

Imágenes de televisión y videos publicados en redes sociales mostraban altas llamas mientras personal militar trataba de acordonar la zona.

¿Qué ocurrió?


Según las autoridades, la fuga del combustible se reportó poco después de las 17:00 (23:00 GMT) y la explosión unas dos horas más tarde.


Medios mexicanos reportaron que al producirse la explosión, el combustible creó una especie de barrera de fuego en la zona donde se encontraba la mayor cantidad de personas en una especie de zanja.


El presidente, Andrés Manuel López Obrador, lamentó lo ocurrido en su cuenta de la red social Twitter.


"Di instrucciones para que se controle el fuego y se atienda a las víctimas", afirmó el tuit del mandatario.