"UNA VIDA NORMAL", APARENTA LLEVAR EL PRINCIPAL SOSPECHOSO DEL FEMINICIDIO DE JUDITH ABIGAIL.



A 18 meses de trabajo hallado sin vida el cuerpo de Judith Abigail, quien una semana antes desapareció tras acudir con un “amigo” al campo de tiro de San Baltazar Torija, en el municipio de Cuautinchán, el crimen sigue impune y las investigaciones están estancadas , pues no hay detenidos e incluso ahora el expediente ha pasado a la Fiscalía Especializada en la Investigación de Delitos de Violencia de Género Cometido contra las Mujeres, donde prácticamente empezarán las indagatorias, según fuentes cercanas a los deudos.


Asimismo, el amigo con el que fue vista por última vez la víctima, principal sospechoso y quien se dedica a la pelea de gallos, actualmente hace su vida de manera normal sin haber sido investigado por las autoridades, agregó la fuente consultada.


A un año y medio del asesinato de la mujer y luego de que todo este tiempo el caso estuvo en manos de la Fiscalía Investigadora de Secuestros y Delitos de Alto Impacto (FISDAI) y de que nunca tuvo algún avance, en estos días fue turnado el expediente a la Fiscalía Especializada en la Investigación de Delitos de Violencia de Género Cometido contra las Mujeres donde comenzarán de nuevo las indagatorias.


Así lo manifiesta la fuente cercana a la familia de la fémina de 28 años de edad, quien dejó en la orfandad a dos menores de edad: una adolescente de 15 años, a quien a finales del año pasado le festejaron modestamente su fiesta y un niño está a unos días de cumplir tres años.


HALLAN EL CUERPO

Al realizar la búsqueda por su propia cuenta, los deudos recibieron una llamada la tarde del 16 de agosto, de alguien que les avisó que había sido localizado el cuerpo de una mujer sin vida en inmediaciones de la comunidad de Santa Cruz Alpuyeca, cerca del relleno sanitario de Puebla.

Sus familiares acudieron al sitio y descubrieron que se trataba de ella, quien ya presentóba un estado de descomposición, pues habría sido asesinada el mismo día que desapareció. Más adelante se confirmó que presentaba un disparo en la cabeza, sin embargo, los estudios de balística no pudieron obtener indicios del calibre y arma homicidas.


Después de que les entregaron el cuerpo, la mañana del 18 de agosto, Abigail tras ser velada en la Funeraria Latinoamericana, sus familiares y amigos la despidieron con banda y cumbias.

MAS SOSPECHOSOS

Tiempo después, pese a la insistencia de familiares, agregó la fuente consultada, solo se supo que a Eduardo únicamente le tomaron su declaración ante el Ministerio Público, pero jamás se le relacionó con la desaparición y muerte de Abigail.

En el curso de las indagatorias, apareció la ex pareja de Abigail, preguntando por ella, pese a que desconocía de su muerte. Se trata de Bryan, un ex militar que después se dio de baja, supuestamente para estar al pendiente de las investigaciones y hacerse cargo de sus hijos, lo cual esporádicamente les enviaba de dinero, pero ahora ya regresó a “desaparecer”.


Los hermanos Ernesto N y Óscar N, líderes de la banda de “Los Orea” fueron detenidos en abril del 2020, acusados ​​de la desaparición de 2 hombres que a la fecha no han sido localizados. La Fiscalía logró su vinculación a un proceso por delitos de desaparición de personas, ataques peligrosos y delitos cometidos contra servidores públicos; las autoridades ministeriales nunca relacionaron las investigaciones con el caso de Judith Abigail, pese a que el modus operandi de estos sujetos era la de asaltar, robar vehículos y secuestrar a personas en la zona de Tecali, justo por donde habría sido “levantada” Abi.

7 visualizaciones0 comentarios