Renuncia Romero Deschamps; indagan su enorme riqueza


Tras mantenerse como líder del sindicato petrolero en seis sexenios distintos (incluido una fracción del de Carlos Salinas de Gortari y de la actual administración federal), Carlos Romero Deschamps presentó su renuncia como dirigente del gremio que encabezó por 26 años, en medio de una serie de denuncias penales en su contra ante la Fiscalía General de la República (FGR).


El Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM) no hizo un pronunciamiento de manera oficial al respecto, aunque fuentes cercanas a las dirigencias seccionales confirmaron que, en la reunión que duró dos horas, fue aceptada la renuncia de Romero Deschamps y se nombró al diputado priísta Manuel Limón Hernández, ex tesorero y secretario del interior de la agrupación, como secretario nacional interino.


Poco antes de las 10 de la mañana, los líderes de las de las 36 secciones arribaron a la sede principal en la colonia Guerrero de la Ciudad de México. Llegaron de saco y corbata, algunos con su insignia sindical, con rostro serio y sin emitir comentario.


Algunos de llegaron caminado; otros, en autos y camionetas de lujo, incluso blindadas.

Cerca de la una de la tarde, los asistentes comenzaron a salir, con un semblante aún más rígido, y nuevamente sin hacer algún comentario, ni siquiera para explicar que no harían declaraciones.


Trabajadores del gremio sólo refirieron que por la tarde se emitiría un comunicado oficial al respecto, lo que ocurrió, pero en el docuemnto sólo ofrece su postura Romero Deschamps.

En la entrada se vivió el mismo ambiente que caracteriza a la sede sindical desde hace décadas: puertas cerradas en las que no puede ingresar ningún representante de los medios de comunicación o personas externas. Incluso, los mismos afiliados tienen prohibido el paso si éste no es autorizado previamente.


Afuera, un grupo de empleados custodiaron la entrada y se encargaron de hacer vallas humanas para impedir que cualquiera se acercara a los vehículos que entraban y salían del sitio, práctica que ha prevalecido igualmente a lo largo de los años recientes.

Disidentes que acudieron con mantas al local sindical corearon a la salida de cada uno de los integrantes de la dirigencia consignas en su contra: ratas, corruptos.


Tras asumir la dirigencia del sindicato en junio de 1993, en diciembre de 2017 el sindicato religió por cuarta ocasión a Romero Deschamps como su secretario general, hasta diciembre de 2024. Durante dicho proceso, aunque se presumió que por primera vez hubo voto libre, los grupos opositores denunciaron que no hubo posibilidad de hacerlo de manera secreta, y acusaron intimidación para coaccionar el sufragio.


Las cientos de denuncias en contra de Romero Deschamps por presuntos desvíos de recursos del sindicato, que podrían ascender a miles de millones de pesos, así como por la opacidad en el manejo de las cuotas que aportan los más de 90 mil trabajadores afiliados al STPRM, siguen su curso en la FGR.


El sindicato tendrá 10 días para notificar el ajuste en su dirigencia a las autoridades federales. De acuerdo con fuentes del gremio, varios de los actuales secretarios de las 36 secciones están apuntados para relevar a Romero Deschamps. Aunque los estatutos establecen que Limón Hernández será interino por ocupar la secretaría del interior, deberá convocarse a un proceso en 90 días.


Por su parte, Jorge Fuentes García, coordinador general de la Gran Alianza Nacional Petrolera, quien se sumó a las protestas afuera de la sede del sindicato, afirmó que los trabajadores sólo aceptarán un cambio en el STPRM que incluya una renovación total de las 36 secciones.


Mario Rubicel Ross García, uno de los líderes opositores y quien sostiene que en los pasados procesos de renovación de la directiva ganó la titularidad, convocó a una conferencia de prensa para este día, en la que, asegura, expondrá por qué no existe ningún impedimento legal para que ocupe la secretaría general.


En tanto, Sergio Carlos Morales Quintana, líder del Frente Nacional Petrolero, se disputa la dirigencia por medio de procesos legales, e incluso hace poco más de dos meses anunció que fue designado como nuevo líder del STPRM por grupos disidentes. A la par, María de Lourdes Díaz Cruz, dirigente del Movimiento Nacional de Transformación Petrolera, también quiere encabezar el gremio.


Además, desde febrero un grupo de trabajadores conformó el Sindicato Petroleros de México, encabezado por Yolanda Morales Izquierdo como secretaria general.



© 2020 CANAL CULTURAL HUAUCHINANGO

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon