top of page
Buscar

MÉXICO EN LA DISPUTA POR LA ENERGÍA

20230411.- Desplegado del SME, publicado en el periódico La Jornada

Para Radio SME Mario Navarrete Real

Desplegado del SME publicado el día de hoy 11 de abril de 2023 en el periódico la Jornada.


La compra de 13 plantas de generación de Iberdrola, un paso adelante en la recuperación de las áreas estratégicas y de seguridad nacional de nuestro país.

Al Presidente de la República Lic. Andrés Manuel López Obrador.

Al Pueblo de México.

A los usuarios de la energía eléctrica.

Salud.

Durante todo el periodo neoliberal se dio un fuerte debate nacional acerca del carácter público o privado de la energía eléctrica. Se confrontaron dos visiones diametralmente opuestas: la energía como palanca del desarrollo soberano de nuestra economía y un derecho social accesible a la población a través del servicio público de la electricidad, versus, la energía como una mercancía que en manos privadas resultaría sobradamente rentable para las corporaciones eléctricas trasnacionales, entre otras, la empresa española Iberdrola.

El Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) asumió con firmeza la defensa del servicio público de electricidad suministrado a través de Luz y Fuerza del Centro (LyFC) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE). En toda nuestra zona de atención, en 30 años de neoliberalismo, ninguna, léase bien, ninguna empresa trasnacional pudo colocar sus inversiones y plantas de generación. Así asumimos la defensa del sexto párrafo del artículo 27 Constitucional que vio la luz con la nacionalización del 27 de septiembre de 1960. Nuestra resistencia a la privatización más adelante tuvo sus consecuencias.

Los gobiernos neoliberales del PAN y el PRI, con la complicidad del Poder Judicial de la Federación, hicieron de manera ilegal y fraudulenta todo cuanto estuvo a su alcance para desmantelar el sector público de la electricidad; descapitalizaron a LyFC, al mismo tiempo, le impusieron a la CFE la firma de contratos leoninos de abastecimiento de energía con los privados a fin de hacer prevalecer los intereses del mercado. En los hechos, crearon un mercado paralelo de la energía que, con figuras como el autoabastecimiento y la pequeña producción independiente, acaparó a los grandes consumidores desplazando a la CFE a un segundo plano.

EL 11 de octubre próximo se van a cumplir 14 años de la ilegal extinción de LyFC, mismo tiempo recorrido por la indomable resistencia electricista al despojo de su zona y materia de trabajo. Corría el tercer año del gobierno espurio de Felipe Calderón Hinojosa, cuando, de manera violenta y abrupta, miles de efectivos de la Policía Federal Preventiva, comandados por el delincuente Genaro García Luna, tomaron por asalto los más de 400 centros de trabajo de LyFC que en su conjunto aseguraban la continuidad del servicio público de electricidad a la Ciudad de México y estados circunvecinos.

El golpe estuvo dirigido a doblegar la resistencia electricista y popular a la privatización de la industria eléctrica. Los gobiernos neoliberales de Ernesto Zedillo y Vicente Fox enfrentaron sin éxito una férrea oposición del SME y del Frente Nacional de Resistencia en Contra de la Privatización de la Industria Eléctrica a sus reformas privatizadoras. Ante estos sonados fracasos y la presión del capital internacional, el narco gobierno de Felipe Calderón asumió la perversa tarea de acabar con el SME decretando la extinción de nuestra fuente de trabajo, lo que significó el despido masivo de más de 44 mil electricistas. Hecho que aceleró los planes privatizadores de los neoliberales; Enrique Peña Nieto logró imponer su reforma eléctrica constitucional para la creación de un mercado eléctrico de supuesta “libre competencia” convirtiendo a la CFE en una empresa productiva del Estado fragmentada en filiales y subsidiarias con fines comerciales.

Su gobierno, Sr. Presidente, vino a frenar de tajo este proceso de privatización y está dando importantes pasos para recuperar el control de una industria estratégica y de seguridad nacional para los mexicanos. Es plausible que los activos de la empresa pública CFE sean mayoritarios en el mercado eléctrico y que, con ello, el Estado Mexicano avance en la recuperación de nuestra soberanía energética.

Esta política nacionalista no pudo ser más oportuna. Ante el anuncio de la llegada de grandes inversiones privadas a nuestro país con la intención de relocalizar las cadenas de suministros de los Estados Unidos, cabe preguntarse ¿Qué sucedería si estas empresas extranjeras se autoabastecen de energía al margen de sistema eléctrico nacional? ¿Cómo podría el Estado Mexicano garantizar la seguridad de nuestro sistema eléctrico si es relegado a un segundo plano? ¿Cómo podría evitarse que los nuevos monopolios de la energía especularan con los precios para encarecer la energía que consumen los mexicanos? ¿Cómo podría evitarse un nuevo saqueo de la renta nacional sin tener el control de un área estratégica como es la industria eléctrica nacional? La compra de las 13 plantas de generación de la empresa española Iberdrola fortalece el papel del servicio público de electricidad en nuestro país y pone por delante el interés colectivo de los mexicanos.

Hoy como ayer queremos aportar al fortalecimiento del servicio público de electricidad. Por generaciones hemos contribuido a la construcción del sistema eléctrico nacional. Hoy queremos aportar a su fortalecimiento y expansión. Sr. Presidente, le ofrecemos nuestras competencias profesionales, experiencia laboral y lealtad al pueblo de México para la construcción, mantenimiento y operación de la infraestructura del sistema eléctrico nacional de frente a los grandes desafíos que hoy nos impone la historia.

No nos concebimos como una carga para el Estado y la sociedad. Queremos trabajar, por eso hemos luchado por tantos años después de la ilegal extinción de nuestra fuente de trabajo. No deseamos ser excluidos de los nuevos procesos que vive nuestra Nación y su industria eléctrica. Respetuosamente estamos demandando nuestra reinserción laboral en el sector eléctrico nacionalizado con el propósito de fortalecer sus capacidades; no solo como un acto de justicia social sino como el camino que nos pone de vuelta en la batalla por construir un México independiente y soberano.

Le solicitamos una entrevista para tratar estos y otros temas relacionados. Como usted lo ha dicho “El dialogo y la buena voluntad, lo puede todo”. Tenemos propuestas que pueden abonar al fortalecimiento de una política energética soberana.

Desde la llegada de su gobierno, nuestra organización se ha pronunciado a favor de los cambios en materia de política energética. Recientemente participamos activamente en la promoción de su iniciativa de reforma eléctrica constitucional. En este sentido, llevaremos a la discusión democrática de nuestra Asamblea General un nuevo Programa de Lucha que nos situé en la coyuntura como sujeto social activo en esta batalla. Luchando por:

• El rescate de la soberanía energética de México.

• La defensa del servicio público de electricidad.

• El Derecho Humano a la Energía y una tarifa justa.

• Una transición energética democrática, justa y soberana.

• La recuperación de nuestra zona y materia de trabajo, reinserción laboral en la Comisión Federal de Electricidad.

Por último, rechazamos categóricamente las presiones diplomáticas y provocaciones intervencionistas de los gobiernos extranjeros, corporaciones transnacionales y partidos políticos de la derecha nacional y extranjera que ahora mismo han puesto un grito en el cielo.

Esperamos sus comentarios Sr. Presidente.

Fraternalmente

“Por el Derecho y la Justicia del Trabajador”

*C. Martín Esparza Flores.*

*Secretario General.*

*Comité Central y Comisiones Autónomas*

*CDMX a 11 de abril de 2023*

*Responsable de la publicación* :

*C. José Humberto Montes de Oca Luna. Secretario del Exterior.*


*Aquí el link👇*

MNR

Commentaires


bottom of page