top of page
Buscar

Comités de Sanidad Vegetal y Acuícola denuncian que SDR Puebla adeuda 69 mdp en salarios



Aunque la Federación transfirió los recursos al gobierno estatal, la Secretaría de Desarrollo Rural (SDR) adeuda alrededor de 69 millones de pesos a los comités estatales de Sanidad Vegetal, Sanidad Acuícola, así como el de Fomento y Salud Animal. Esta situación ha puesto en riesgo la inocuidad de las hortalizas que no han sido cosechadas y el ganado que se sigue criando en la entidad, coincidieron los representantes de los tres comités.


Especialistas y técnicos fitosanitarios del estado se manifestaron este lunes en las inmediaciones de Casa Aguayo, sede del Poder Ejecutivo local, con la intención de expresar al gobernador Sergio Salomón Céspedes Peregrina su preocupación por la falta de pagos que atañe al gremio desde hace nueve meses.


Aunado a lo anterior, los trabajadores de las tres agrupaciones, que son reconocidas como organismos auxiliares del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica), dependiente de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), denunciaron que durante todo el año han trabajado con sus propios recursos.


De seguir así, advirtieron los especialistas fitosanitarios, varias plagas y enfermedades afectarán el desempeño del campo poblano y el sector ganadero, lo cual se agravará puesto que, para 2023, se proyectaron varias toneladas de productos cosechados, como tejocote y aguacate.


Estas agrupaciones brindan asistencia técnica, diagnóstico y capacitación a productores agrícolas, pecuarios, acuícolas y pesqueros.


Ricardo Romero García, gerente del Comité de Fomento y Salud Animal, expuso que la insuficiencia de recursos pone en riesgo la propagación de enfermedades. Por ejemplo, señaló que recientemente se detectaron 32 casos positivos de rabia en animales de ganado, sin embargo, la capacidad de acción por parte de los productores y del organismo es limitada.


Además, enfatizó que la suspensión de los programas de monitoreo de vigilancia epidemiológica activa, que son realizados por los tres comités, puede desembocar en el inicio de brotes de patologías como influenza aviar o tuberculosis, por ejemplo.

Todo ello sin contar que el retraso en los trabajos de los especialistas puede afectar que Puebla pierda importantes certificaciones, como la que otorga el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés).


Por separado, Maritza Arroyo Trujillo, gerente del Comité Estatal de Sanidad Acuícola de Puebla (CESAPUE), explicó en entrevista con este diario que la Sader etiquetó, en el presupuesto de egresos de la Federación, un gasto de hasta 69.3 millones de pesos para acciones de sanidad e inocuidad agroalimentaria en la entidad poblana.


No obstante, hasta septiembre de 2023 la SDR Puebla no ha otorgado un solo centavo a los tres comités, los cuales brindan sus servicios a la Senasica y productores poblanos desde hace varios años.


Ante ese panorama, Arroyo Trujillo remarcó que alrededor de 218 trabajadores que integran las tres agrupaciones no han sido remunerados desde hace nueve meses, lo cual pone en riesgo su bienestar y el de sus familias.

“Estamos en el mes de septiembre y nosotros no hemos dejado de hacer actividades en el campo, entonces, la gente está reclamando insumos para trabajar y su salario de nueve meses”, explicó la gerente del CESAPUE.


Por su parte, Luis Ángel Casiano García, gerente del Comité Estatal de Sanidad Vegetal de Puebla (CESAVEP), indicó que la falta de recursos pone en riesgo la producción de más de 80 mil trabajadores agrícolas y ganaderos en la entidad.


Aunado a lo anterior, apuntó que con la falta de recursos algunos productores, como los de aguacate, que siembran en los seis municipios que hoy se encuentran libres de barrenadores de hueso, que atañe específicamente a ese cultivo, pueden registrar pérdidas millonarias ante la falta de vigilancia fitosanitaria.


Dichas demarcaciones, enfatizó Casiano García, son Atlixco, Cohuecan, Huaquechula, Ocoyucan, Tianguismanalco y Tochimilco.


La misma situación podría ocurrir en San Juan Atenco, que es un municipio que mantiene el estatus de zona libre de moscas de la fruta.


“Cada año venimos exportando más de mil toneladas de tejocote, por ejemplo; tenemos exportaciones de pitahaya y, este año en específico, el acompañamiento técnico se está dificultando mucho por este retraso de los recursos. En al menos seis municipios con un estatus de zona Libre ya me pusieron un oficio donde me alertan sobre la posibilidad de perder un estatus”, subrayó Casiano García.


Es importante mencionar que, en un documento redactado por los tres comités previamente mencionados, se indicó que no es la primera vez que la dependencia estatal retiene el pago a sus colaboradores, pues en el último trienio se ha repetido el padrón, y aunque finalmente se entregó el recurso, éste se liquidó de forma tardía.


Finalmente, vale la pena señalar que esta casa editorial buscó a la SDR para conocer su postura respecto a las exigencias de los comités, sin embargo, hasta el cierre de esta edición no se obtuvo respuesta alguna.

Commentaires


bottom of page