CFE va ahora contra Carso por gasoducto


La Comisión Federal de Electricidad (CFE) inició un segundo proceso de arbitraje para revisar los contratos de un gasoducto que construye Carso Gasoductos, subsidiaria de Grupo Carso del empresario Carlos Slim.


Se trata de un ducto para transportar gas de Chihuahua a Sonora, y cuya construcción se inició en 2015. Es el segundo que la CFE manda a investigación, pues el miércoles abrió un proceso de arbitraje en contra de un proyecto ya terminado de IEnova y TransCanada, que va de Texas, en Estados Unidos, a Tuxpan, Veracruz.


En un comunicado enviado a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), Grupo Carso informó que el 26 de junio, la empresa productiva del Estado envió una solicitud de inicio de arbitraje mediante la cual, manda la nulidad de algunas cláusulas del contrato de construcción del gasoducto. La firma se encuentra analizando el contenido.


El 23 de septiembre de 2015 la CFE y Carso Gasoducto Norte celebraron un contrato de prestación de servicio de transporte de gas natural hasta por una cantidad de 472 millones de pies cúbicos diarios en el trayecto Samalayuca-Sásabe, en los estados de Chihuahua y Sonora, por un periodo de 25 años.


Dicho contrato fue firmado por Carso Gasoducto Norte tras haber presentado la mejor opción técnica y económica para la CFE, de acuerdo con la licitación pública internacional convocada por la propia CFE, refirió la empresa. El gasoducto se encuentra en proceso de construcción.


Contratos leoninos


El pasado 11 de febrero, Manuel Barttlet, director general de la CFE dijo, durante la conferencia de prensa matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador, que la comisión cuenta con contratos realmente leoninos y acusó directamente a Carso, IEnova y TransCanada de ser aquellas firmas que tienen siete ductos que ponen a la empresa productiva del Estado en una posición realmente de quiebra.


Entre 2012 y 2017 IEnova firmó cinco contratos con la CFE para la construcción de gasoductos. El primero fue en 2012 y se encuentra en Sonora, que comenzó a construirse en ese año y se finalizó en 2017, es de 835 kilómetros con tramos que van de Sásabe a Guaymas de 505 kilómetros y otro de Guaymas a El Oro de 330 kilómetros.

El segundo es el gasoducto de Ojinaga a El Encino, que se encuentra en el estado de Chihuahua. El contrato se celebró en 2014 y se finalizó la construcción en 2017, tiene una longitud de 220 kilómetros.


El tercero es el de San Isidro a Salamayuca, ubicado en el estado de Chihuahua, el convenio entre la CFE y IEnova se firmó en 2016 y entró en operaciones en 2017, tiene una extensión de 23 kilómetros.

El cuarto es el gasoducto que va de Ramal a Empalme, que se celebró en 2016 y se terminó en 2017, es de 20 kilómetros y se conecta con el gasoducto de Sonora. El quinto es el gasoducto Aguaprieta, que está en ese mismo estado y consta de 13 kilómetros, fue celebrado en 2012 y comenzó a operar en 2017.


Segunda jornada de pérdidas para IEnova


En medio de la disputa por contratos para gasoductos entre varias empresas y la Comisión Federal de Electricidad, los títulos de la operadora de infraestructura energética IEnova retrocedieron este jueves por segundo día consecutivo, al perder 4.70 por ciento. Durante la sesión llegaron a caer más de 8 por ciento, su peor nivel desde el 21 de febrero. El miércoles, los papeles de IEnova tuvieron una pérdida de 4.55 por ciento.


(FUENTE LA JORNADA)



© 2020 CANAL CULTURAL HUAUCHINANGO

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon