Cesan a 4 funcionarios por colapso de puente en Cuernavaca


Cuatro funcionarios del ayuntamiento de Cuernavaca fueron separados de sus cargos por su presunta responsabilidad en el colapso del puente colgante durante el recorrido de reinauguración del Paseo Ribereño, en la capital de Morelos.


La mañana de este viernes, en una rueda de prensa ofrecida en la sede del gobierno municipal, el secretario de Desarrollo Sustentable, Pablo Aguilar, dio a conocer que dejará su cargo mientras se llevan a cabo las investigaciones por parte de la Contraloría municipal y la Fiscalía Anticorrupción.

“A manera de llevar a cabo con mayor transparencia las investigaciones, me permitirá, también, separarme temporalmente del cargo, asumiendo, si es el caso, parte de la consecuencia”, Señaló a los medios de comunicación.

Condiciones del puente colgante del Paseo Ribereño no eran óptimas

Durante la conferencia de prensa, el alcalde de Cuernavaca, José Luis Urióstegui, informó que fue Pablo Aguilar quien recibió el dictamen de Protección Civil, donde se detalla que las condiciones del puente colgante no eran aptas para su reapertura al público.


Ante el interés del ayuntamiento de reinaugurar el Paseo Ribereño, que se encuentra al interior del Parque Porfirio Díaz, en la zona de barrancas de la ciudad, el secretario de Desarrollo Sustentable ordenó al director de Infraestructura y a la directora de Barrancas, la reparación y remoción del puente, lo que supuestamente se hizo.


Sin embargo, luego de la reparación, las autoridades de Protección Civil no volvieron a realizar ningún dictamen para comprobar que se hubiera reparado adecuadamente, por lo que también la coordinadora de esa dependencia, Paola Hernández, fue separada del cargo, así como el director de Infraestructura, Raymundo Nova, y la directora de Barrancas, Denia Brito.


Autoridades de Cuernavaca no descartan sanciones penales contra responsables

Si bien estas sanciones son del tipo administrativo, el alcalde de Cuernavaca informó que el ayuntamiento está coadyuvando con la Fiscalía Anticorrupción para determinar si también se establecen sanciones de tipo penal, lo que, en caso de ser así, sería informado por la fiscalía estatal.

José Luis Urióstegui reiteró que los gastos médicos de las personas que resultaron lesionadas serán cubiertos por el ayuntamiento. Además de que las instalaciones del Parque Porfirio Díaz, donde se encuentra el Paseo Ribereño, permanecerán cerradas hasta nuevo aviso.

0 visualizaciones0 comentarios